Sede Canónica

La sede canónica de la Cofradía de las Siete Palabras de Jesús en la Cruz queda establecida con la fundación de la misma 1.962 en la parroquia de San Marcelo. Siendo párroco por aquel entonces el Reverendo D. José Luis Álvarez de la Riva.

Interior de la Iglesia de San MarceloLa parroquia recibe el nombre de San Marcelo, un centurión romano que nació y vivió en León durante la segunda mitad del siglo II. Durante los festejos organizados en honor del natalicio del Emperador Valerio, en julio de 298, San Marcelo hizo pública confesión de su Fe cristiana arrojando al suelo su espada y proclamando que sólo adoraría al Dios del Cielo y de la Tierra. En ese mismo lugar fue detenido y sometido a los primeros interrogatorios, siendo posteriormente enviado a Tánger para ser juzgado. Fue condenado a muerte y decapitado junto a su esposa Nonia y sus doce hijos. Es considerado una de los primeros mártires de la iglesia en Hispania, y a partir del Edicto de Milán, tres años después de su muerte, se comienza a venerar su figura en León. Es en 1471, durante una incursión del ejército de Alfonso V de Portugal por el norte de África cuando se descubren los restos de San Marcelo en Tánger. Tras largas y dificultosas gestiones el rey Fernando el Católico consigue trasladar los restos del mártir que regresaron a la ciudad de León en 1493.

La Iglesia a la que da nombre fue fundada durante la época de Ramiro I (año 850 aproximadamente) rey de Asturias. La iglesia fue destruida por Almanzor y se reedifico por primera vez en 1096 por el obispo D. Pedro coincidiendo con la fundación del hospital que allí se albergó. En 1493, al traer desde Tánger el cuerpo de San Marcelo, surge la idea de edificar un nuevo templo para albergar sus reliquias. Para ello se decidió reedificar la antigua iglesia por completo en el año 1588. Las obras sufrieron grandes retrasos y finalizaron en 1628.

Exterior de la Iglesia de San MarceloLas reliquias del santo se hallan en una arqueta de plata colocada bajo el Altar Mayor. El Altar es presidido por un retablo barroco, obra del escultor Santiago Velasco donde podemos apreciar la imagen de San Marcelo junto a la de sus doce hijos y la de su esposa Santa Nonia.

 A la derecha del Altar Mayor nos encontramos la capilla de D. Antonio Balderas donde es expuesto el Santísimo Cristo de la Agonía, imagen titular de la cofradía, realizada por Gregorio Fernández. Fruto del gran escultor español nos encontramos la imagen de la Virgen Inmaculada y la cabeza de la imagen de San Marcelo.

Completan el rico tesoro de este templo parroquial el sagrario, relicarios, cruces procesionales, vasos y vestiduras sagradas de riqueza y belleza inigualables.