Cuarto Domingo de Adviento. Tiempo de Esperar, Tiempo de Escuchar y Confiar

Y llegamos al cuarto y último Domingo de Adviento. Nos preparamos para recibir a Jesús.

María es la figura de la esperanza, de la acogida. Ella está a la escucha, en actitud humilde.  El ángel le dice que no tema y que esté alegre.

Y María dijo que sí, aceptó la Voluntad de Dios, desde su humildad, con valentía.

 

Nuestra actitud debe ser la de acoger a Jesús con la misma alegría y humildad con la que María recibe el anuncio del ángel.

Vivir en la esperanza de encontrarnos con Jesús que vive dentro de nosotros, en nuestro corazón.

No te olvides de encender la cuarta vela en  Corona de Adviento.

En el archivo adjunto encontrarás algunas actividades y los compromisos para realizar esta semana; además de la cuarta vela para la Corona de Adviento.