Hermanos en Cristo

Este año no pudo ser. Ni el Cristo de la Misericordia, ni el Cristo de la Entrega pudieron recorrer la calles de León al compás de la Banda de Música de la Real Hermandad de Jesús Divino Obrero. Ni el Cristo del Desamparo y el Buenamor fue mecido por sus braceros a los sones de la Banda de Música de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno. Ni el Cristo de la Sed pudo ser acompañado por las notas de la Agrupación Musical de la Cofradía del Cristo del Gran Poder. Ni el Cristo de la Sangre fue acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno.
A todos ellos muchas gracias por el esfuerzo y trabajo que realizáis a lo largo del año.
Hermanos en Cristo, os esperamos con ilusión el próximo año.