Via Crucis Procesional

Via crucisEl miércoles 27 de marzo, cuando el reloj marcó las doce de la noche y comenzaba a convertirse en Jueves Santo, se dio inicio al Via Crucis de la Siete Palabras. La incesante lluvia, que durante el Miércoles Santo había entristecido el día, tuvo unas horas de tregua para con la penitencial de terciopelo rojo, permitiéndoles cumplir con su tradicional acto, sin duda, el de más recogimiento, fervor y devoción de la Semana Santa leonesa.

El atronador silencio de las Siete Palabras inundó las calles leonesas, convirtiendo las rúas legionenses en la Via Dolorosa. Catorce estaciones de penitencia, entre cuyos momentos de máximo fervor y devoción destacó la Novena Estación, en el interior de la Iglesia del Mercado donde la Cofradía de las Siete Palabras de Jesús en la Cruz realizó una ofrenda floral a la Virgen del Mercado. Pasadas las tres de la mañana, el Santísimo Cristo de la Agonía, a hombros de cinco hermanos llegó a la Iglesia de San Marcelo, un momento sobrecogedor, emocionante y, sin duda, de los más emotivos y bellos de la Semana Santa de León, cuando el “Señor de los Balderas”, arropado por los hermanos de la penitencial, bajo un silencio estremecedor y acompañado por las bellísimas notas de LA MADRUGÁ, cruzó la plaza de San Marcelo para entrar en la sede canónica de la Cofradía de las Siete Palabras para dar por cumplido su calvario.