Cuarta Palabra

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

¿Por qué me has abandonado?La Cofradía, encargó en 1.995 un Crucificado, que constituiría el embrión del que sería el cuarto paso de la penitencial.Un año más tarde, tras recibir la imagen del Cristo, se encarga la ejecución completa de la Cuarta Palabra, procesionando el paso completo por vez primera en 1.998.

Obra del joven, pero ya reconocido artista sevillano, Jesús Iglesias Montero, representa la imagen del Cristo del Desamparo y el Buen Amor, alzando la mirada al Padre. En otro plano, la figura de María Magdalena llora a los pies de la cruz, mientras que, dando la espalda a las figuras anteriores, dos soldados romanos se están jugando a los dados las ropas de Jesucristo, mirando uno de ellos, con cierta expresión de burla, al Crucificado.

El paso procesiona a hombros de 86 braceros sobre un trono tallado en madera de caoba de Brasil por el taller zamorano Ricardo Flecha. En el año 2.011 el trono fue restaurado en los talleres Torneados Tejerina con la ayuda de varios hermanos.

El Santísimo Cristo del Desamparo y el Buen Amor se encuentra expuesto al culto en la iglesia leonesa de San Lorenzo.